Uno de los grandes sueños de una pareja de recién casados es llegar de la luna de miel directo a compartir su habitación, aunque también se trata de una transición que no debe ser tomada a la ligera ya que están a punto de modificar toda su rutina y lo mejor es conseguir muebles y adornos que logren adaptarse a esta nueva vida donde la decoración resulta fundamental para poder sentirse como en casa. Aquí las más acertadas recomendaciones.

Estilo rústico: Si esa casa de ensueño en donde habitarás se trata de una pequeña cabaña ubicada en un pintoresco pueblito nevado, entonces un estilo rústico es el que le viene de maravillas a tu habitación de recién casados. 

Lo que debes hacer es ir por alfombras que tengan patrones, para luego continuar con la decoración de las paredes, que podrían ser complementadas con cuadros al óleo o litografías de paisajes rurales o de alguna obra de arte famosa, no dejes a un lado su enmarcado en madera con el objetivo de acentuar dicho estilo. 

Otro aspecto que puede jugar a favor son las lámparas de techo. Para ello busca candelabros de varias patas que proyecten luz amarilla. Finalmente, y para la ropa de la cama, ve por colores café, beige y alguna combinación de verdes.

Estilo minimalista: en la actualidad son cada vez las parejas jóvenes que se inclinan por la sobriedad en los detalles. En el caso del estilo minimalista la joya de la habitación es la cama. Para lograrlo, esta deberá tener un estilo “flotante”, lo que significa que las patas estarán por el centro más que en las esquinas, con ello se da la ilusión de espacio. 

Con respecto a los demás muebles, deben presentar líneas bastante sencillas y pocos adornos, lo que ayudará con el énfasis de la simplicidad. Se recomiendan algunos cuadros de diseños minimalistas pues resultan el complemento perfecto. 

Las paredes se pueden acompañar con arte moderno o con alguna estructura en metal en tercera dimensión. Lo ideal siempre serán las tonalidades en gris, blanco y negro.

Para los amantes del mar: cuando se busca decorar con esta inspiración, el azul siempre será un gran color. Bien sea un tono celeste o marino, el estilo navy se anotará como triunfador en las habitaciones de los casados. 

No es tarea complicada encontrar inspiración, ya que en general todo se basa en combinar el azul y el blanco para todos los elementos, desde la colcha hasta las cortinas. No podemos olvidar colocar un poco de mimbre o madera para traer a colación ese otro aspecto fundamental en los barcos.

Industrial y también vintage: quizás no hemos pensado en mezclar dos estilos de decoración. Para ello solo es necesario sentir amor por las figuras geométricas y los patrones. Inicia todo desde las paredes, y para ello puedes conseguir espejos que sean redondos de distintos tamaños o también pueden ser cuadros con los que puedas formar un patrón. 

Lo ideal siempre será mantener una paleta de colores que sea sobria y sin estallidos de alguno en particular. Los mejores son los tonos pastel como aliados al momento de hacer que todo funcione. En cuanto a las sillas, las que tienen patas de madera son un must con el que puedes finalizar la habitación. Para su cama, lo ideal es un edredón blanco con cojines sencillos que hagan juego.

Última modificación: 18 enero, 2021

Autor