Las reparaciones eléctricas en casa son necesarias

Dado el gasto que conlleva mudarse a una nueva casa, no es sorprendente que se muestre reacio a invertir dinero en la casa que está dejando atrás. Después de todo, ha aprendido a vivir con la manija del inodoro que necesita sacudirse y el tomacorriente que no ha funcionado en una década. Los nuevos compradores solo tendrán que aceptar las peculiaridades de su hogar.

Probablemente no lo harán. De hecho, los problemas menores de reparación (y, a veces, importantes) que ha tolerado pueden disuadir a los compradores de hacer una oferta o incluso dar lugar a una baja valoración que puede acabar con el acuerdo.

Lo último que desea es que por problemas de reparación tenga que sacar su casa del mercado de ventas. De acuerdo con expertos en bienes raíces, aseguran que si salimos del mercado porque tenemos estos problemas de reparación, cualquier otro comprador que venga a comprar nuestra propiedad querrá rebaja por ello.

Las ofertas que fracasan debido a problemas de reparación y evaluación suceden con más frecuencia de lo que usted podría pensar. En su Índice de confianza de diciembre de 2018, la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces informaron que el 23 por ciento de las ventas de propiedades no se concretó debido a la inspección de la vivienda y los problemas ambientales.

Otro 14 por ciento fracasó debido a problemas de evaluación. Eso es un total del 37 por ciento de las ventas terminadas probablemente relacionadas con un problema de reparación que el vendedor podría haber abordado antes de publicar la propiedad.

En muchos estados, la ley exige que notifique a los compradores potenciales sobre problemas de reparación, y es probable que le soliciten que realice las reparaciones antes de que se realice la venta. Lo mismo es cierto incluso para aquellas reparaciones que no sabe que necesita. Una vez que haya aceptado una oferta, su comprador contratará a un inspector de viviendas que encontrará cualquier número de problemas de reparación o mantenimiento. El comprador le pedirá que haga las reparaciones o que acepte una oferta más baja.

Es importante tener en cuenta que hacer una oferta más baja no siempre es una opción para su comprador. Los compradores con préstamos típicos, donde están poniendo la cantidad mínima de dinero disponible, tienen menos fondos disponibles para hacer las reparaciones, tienen el presupuesto justo en los costos de hipoteca, tendrán que pagar de su bolsillo las reparaciones. Si no quiere perder a todo un grupo de compradores potenciales, es mejor asegurarse de que su hogar estén en óptimas condiciones.

Qué arreglar antes de vender tu casa

No hay dos casas iguales, ya sea que la suya sea única o parte de un desarrollo. Esto significa que su hogar tendrá su propio conjunto único de problemas de reparación que resolver. Entonces, ¿cómo encuentra los problemas de reparación que podrían afectar la venta de su casa?

La respuesta: investigar las áreas problemáticas comunes encontradas por los inspectores de viviendas. Estas áreas problemáticas son: cableado defectuoso, mala clasificación y drenaje, problemas del techo, problemas de cimientos, mantenimiento deficiente, plomería defectuosa, etc.