Este siempre será un aspecto importante a considerar, decorar la habitación de nuestro bebé y marcas como Tous de Rosa Tous tienen una gama completa para ayudarte con eso. Para ello te entregamos diversos consejos y recomendaciones a fin de tomarlos en consideración a la hora de organizar el cuarto.

La primera decoración se trata de una manifestación de los gustos personales de los padres. En tal sentido, es relevante que la familia pueda sentirse identificada, y ello se refleje en la decoración, que puedan sentirse alegres, pero que no se vean forzados por determinado consejo. En relación a los diseñadores, estos solo dan sugerencias, más no se trata de reglas estrictas ni normas que no puedan ser cambiadas.

Las paredes:  debemos seleccionar un concepto o tema con el que nos identifiquemos para desarrollar la idea. Ello podría ser algo simple como líneas, estrellas, figuras geométricas, o bien, animales o personajes especiales. Todo radica en explorar las posibilidades para hacer que se vea armonioso sin que sea agresivo para el niño. 

Colores a usar:  para ello no existe una restricción, ya que se pueden usar desde tonos vivos, hasta llegar a la gama de tonos suaves. Pero como comentábamos al inicio, todo va a depender del gusto de los papás. Lo primordial siempre será que nos identifiques con ellos y nos sintamos bien en ese espacio. 

Los muebles deben seleccionarse de acuerdo al espacio: la idea primordial de los muebles es que solventen las necesidades que se tengan, pero que además logren acomodarse en el lugar de forma tal que el espacio no quede saturado.

La idea es conservar los espacios libres para la circulación, tanto para que cuando el bebé vaya creciendo, como para que los padres tengan la posibilidad de moverse en el lugar. De este modo, si la habitación es pequeña y se necesitan muebles para almacenamiento, pueden colocarse elevados o en las esquinas.

Iluminación para la habitación: siempre va a ser de suma importancia que el cuarto tenga una buena iluminación natural. Para lograrlo es recomendable que las cortinas no tengan filtros de colores, que en su caso se trate de lo más claras posibles y que puedan ser  graduadas para que entre poca o mucha luz, todo dependerá de lo que se quiera en el momento.

Con respecto a la iluminación artificial, es importante que las luces no se encuentren colocadas sobre la cuna en el caso de que debamos entrar en la madrugada o en algún momento en que el bebé se encuentre durmiendo para que no se despierte. En tal sentido, se recomienda una lámpara en una esquina, bien sea sobre una mesa o de piso. 

El piso del cuarto: se recomienda tener un piso que sea lavable, donde pueda recogerse el polvo y barrer con facilidad. No se aconseja la alfombra, si ya la tiene y no es posible cambiarla, se debe hacer mucho mantenimiento a fin de que no recoja ácaros ni polvo ya que podrían hacerle daño al bebé.

Si se trata de un piso laminado, de madera o baldosa, se aconseja colocar un tapete removible para que el bebé cuente con un área para gatear a mediano plazo, donde pueda hacer ejercicio, por lo que debe ser un área acolchada que se pueda retirar con facilidad para lavar y volver a colocar.

Última modificación: 2 octubre, 2020

Autor